Compartir

El pasado jueves en la noche, una joven encontró en la Plaza de Armas de Coyhaique un singular objeto entre las rocas que habían sido arrojadas por manifestantes hacia Carabineros: un fósil.

Jimena Aburto, quien fue la protagonista del hallazgo, relata que lo encontró “el día jueves a eso de las 22 horas en la Plaza, luego de que le estuvieran tirando piedras al guanaco frente al Banco de Chile, donde yo estaba mirando más atrás, de puro copuchenta”, agrega Jimena.

El relato continúa en el momento en que el carro lanza-agua cambió su rumbo hacia Paseo Horn, circunstancia en la que la joven se dirigió al lugar donde estaban las rocas anteriormente lanzadas por manifestantes hacia los vehículos de Carabineros. “Me acerco al lugar de las rocas, ya que eran muchas, y encontré esta, que me pareció curiosa, debido a que estudio Medicina Veterinaria en la UACh, en Valdivia, y tuve el ramo de paleontología”, relató Jimena.

El extraño objeto resultó ser nada menos que un fósil de Amonite, una subclase de moluscos cefalópodos ya extintos, que existieron en los mares de nuestro planeta desde hace unos 400 millones de años hasta hace aproximadamente, unos 66 millones de años atrás, como pudo constatar la joven al contactarse con el Instituto de Ciencias de la Tierra, de la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile, en Valdivia.

¿Qué pasó con el fósil? Jimena relata a El Baker que este ya se encuentra en las dependencias del Museo Regional de Aysén, para recibir los cuidados correspondientes de un fósil y llegar a ser exhibido en un futuro.