Compartir

Un juego de mesa que promete traer la geología de la Región de Aysén a las aulas de una manera lúdica e innovadora, es la propuesta que surge gracias al programa “Vinculación con el Medio” de la Universidad Austral de Chile.

El juego fue desarrollado a través del proyecto PAR Explora de Conicyt y actualmente se está trabajando con la comunidad, con la idea de que las y los docentes puedan incorporarlo en su planificación de la unidad de Ciencias de la Tierra, en el marco de los objetivos de aprendizaje propuestos por el Ministerio de Educación.

La propuesta nació en el año 2016, basada en el interés de mostrar las particularidades geológicas de nuestra región, apoyando de forma entretenida el proceso de conocimiento de los alumnos sobre geología, geositios, recursos hídricos y geomorfología del territorio.

“Empezamos primero por fotos con iconos regionales, luego las Capillas de Mármol, el cerro Mackay o el cerro Marchant en Puerto Aysén, para luego incluir aspectos relacionados al agua que hay en la región, los glaciares, los fósiles, la dinámica superficial como los aluviones, el vulcanismo, etc. Desde ahí juntamos las temáticas y formulamos las preguntas que integran este juego”, explicó Eleonora Muñoz, directora del proyecto.

El principal objetivo del juego “GeoExplora tu región”, es apoyar el trabajo de estudiantes entre quinto y séptimo básico, como también acompañar los planes curriculares. Tras las pruebas realizadas con alumnos de la carrera de Bachillerato de la UACh y profesores de diversos establecimientos, quienes probaron y adecuaron las preguntas, GeoExplora tu región, fue entregado a cerca de 15 profesores de establecimientos de Puerto Aysén, Coyhaique y Cerro Castillo, luego de un taller donde junto con entregar elementos teóricos, se profundizó en los aspectos metodológicos del juego.

“El juego, en sí, es muy bueno, porque nos permite aterrizar los contenidos a lo que es la realidad de la región y permite articular con otras asignaturas, porque podemos hacer un trabajo, por ejemplo, con los profesores de ciencias que permite sacar (a los alumnos)  de la sala y de lo tradicional de los contenidos y poder trabajar de manera didáctica”, señaló Alejandro Peña, profesor de Historia y Geografía del Colegio Diego Portales.